Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

miércoles, noviembre 25, 2009

Los adorados

Hay grupos que tienen una trayectoria más que notable, hacen buenos discos, tienen sus fieles y seguidores más o menos temporales pero que disfrutan sinceramente con la música que hacen. Otros, parecen haber llegado en el momento justo con la propuesta adecuada y ocurre una extraña conjunción de elementos que los elevan por encima del común de los mortales, poniéndolos más allá del bien y del mal, quizá durante un breve periodo de tiempo, pero brillan como una supernova, oscureciendo los logros del resto.

He de reconocer que me apasionan este tipo de figuras, y no sólo en la música alternativa: el fenómeno más interesante de la música española es sin duda Alejandro Sanz, un tipo cuyo disco Más fue durante varios años el más vendido en España, alcanzando una categoría casi permanente en el pensamiento de la gente, traspasando edades, clases sociales y cualquier otro elemento diferenciador. Sus siguientes discos fueron recibidos como acontecimientos sociales, como si se esperara una profecía, e incluso hoy se pueden ver rescoldos del antiguo brillo de esta supernova.

Actualmente, es casi imposible que un disco logre ese consenso, ya que internet ha roto los esquemas musicales. Sin embargo, sigue habiendo grupos que consiguen superar cualquier reticencia de la crítica. El apoyo popular tiene que estar ahí, claro está, pero a un nivel mucho menor, más compartimentado.

Me atrevo a decir unos cuentos grupos que han logrado ese estado de gracia: Radiohead a finales de los 90 no había quien los tosiera, al igual que Björk. Arcade Fire revolucionó el panorama en 2005 pese a las reticencias de algunos críticos. Animal Collective han alcanzado ahora mismo un status por encima de cualquier otro grupo de música en activo y Merriweather Post Pavilion parece que ha oscurecido hasta sus anteriores obras maestras.

Pero en todo esto hay un tapado, un "adorado" pequeño que poco a poco está comenzando a brillar hasta llenar todo de una luz que impide ver lo que hay detrás, como vemos en el videoclip de su último single, Two weeks. Son Grizzly Bear, y las últimas veces que he oído hablar de ellos parecen haber alcanzado ese status. Sin duda, su personalidad y su originalidad es más que suficiente para seguir iluminando el camino del pop, que todavía no ha llegado a su fin.

1 Comments:

Blogger Czkien said...

Alejandro Sanz y Grizzly Bear en el mismo post. Me froto los ojos. Alejandro Sanz y Grizzly Bear en el mismo post. Sí, es cierto.

25/11/09 11:48

 

Publicar un comentario

<< Home