Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

martes, febrero 17, 2009

Momentos estelares de la música: Sólo Brian Wilson lo sabe

¿Qué pasó entre el Revolver y el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de los Beatles, los dos discos que marcaron más profundamente la evolución del grupo y de paso la de la música popular de los años 60 y posteriores?

Pues pasó el Pet Sounds de los Beach Boys. Cuenta la leyenda que Brian Wilson, líder de los californianos, quiso dar un nuevo impulso a la música de chicas y playa que habían venido haciendo, con grandes resultados, hasta ese momento, al escuchar el Revolver: nadie se había imaginado hasta dónde podía llegar el pop en 1966. Ni corto ni perezoso, ideó melodías enternecedoras, arreglos preciosistas, añadió una gran dosis de creatividad y lo conjuntó todo bajo el común denominador de intentar representar en sonidos qué es estar enamorado. Y todavía no había acabado el año.

La leyenda continúa con que el “pique” de Lennon y McCartney fue evidente: alguien les estaba ganando en la carrera “espacial” del pop, esta vez entre Estados Unidos y Gran Bretaña. Si Revolver picaba en un lado y otro y adivinaba todo un potencial, Pet Sounds desarrollaba todo aquello a su manera de una forma unitaria, hilando todo en un disco redondo. Y se sacaron de la manga el Sgt. Pepper’s, obra magna donde las haya.

Con Pet Sounds y Sgt. Pepper’s el LP dejó de ser una colección de canciones y empezó a adquirir sentido por sí mismo. Por su parte, el pop dejó de ser una serie de estribillos para cantar en cualquier lugar y a cualquier hora, pasando a convertirse en un vehículo de expresión del ser humano sin nada que envidiar en cuanto a complejidad y riqueza a los tradicionales.

Y la humanidad ganó canciones como God only knows o Caroline no. Brian Wilson, por su parte, se hundió cada vez más en sus miserias mentales aderezadas con drogas.



Posdata: a mí, sin embargo, me parece que el auténtico Pet Sounds de los Beatles es Abbey Road.

2 Comments:

Blogger Leia said...

Es un discazo

17/2/09 12:02

 
Anonymous sololobueno said...

Todos los que nombras son discazos. Creo que si esa fue la epoca dorada del pop fue, en gran parte, por esos piques. Había muy buenos compositores y todos estaban atentos a lo que hacía el otro. Sin embargo no existía el pastiche que se lleva ahora, o al menos no se le hacía el menor caso.

17/2/09 17:32

 

Publicar un comentario

<< Home