Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

sábado, octubre 04, 2008

Dos sentencias

1. Escuchar el Sung Tongs de Animal Collective es algo así como ser feliz.

2. Estoy seguro de que a través de la música de Tom Waits uno se puede comunicar con los muertos.

6 Comments:

Blogger hiperboreana Ingrid said...

je, je, je, milton malone, aforismos del buen degustador de música... Pedidle a Adriano una crónica del At the end of the road festival, sé que estuvo allí...salut

4/10/08 18:22

 
Blogger Milton Malone said...

¡Se la pedí, y me dijo que la colgaría! A ver si cumple con su palabra. Estaría muy bien que hablaras del que organizasteis, ¿qué tal fue?

4/10/08 21:32

 
Blogger hiperboreana Ingrid said...

vale, voy a colgar un post, pero intentaré hacerlo bien y meditado... gracias, salud, Ingrid

6/10/08 11:34

 
Blogger The said...

Grandiosas sentencias!!!!!!!!!

16/10/08 22:25

 
Blogger Kayele said...

Con riesgo de resultar un poco aguafiestas...

me alegro de que el gusto por la música sea como el gusto por los colores, cada un@ el suyo. Alegría.

Escuchar Animal Collective me ha provocado sensaciones tremendamente alejadas de la felicidad. De hecho me empuja a plantearme cuestiones bastante manidas como: qué es el arte, qué es la creación, qué es la armonía, qué es la belleza.
Tal vez la que está fuera de onda... soy yo.

Pero no trago con los algoritmos musicales por el mero hecho de la extravagancia.

Me pregunto también si no será que, aunque pueda parecer lerda, yo sigo viendo al rey en pelotas.

Querías un comentario, no? ;-)

22/10/08 13:11

 
Blogger Milton Malone said...

Directo a la barbilla, jajaja.

Yo al rey lo veo... según me convenga.

22/10/08 14:32

 

Publicar un comentario

<< Home