Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

martes, junio 02, 2009

Las mil y un primaveras

Y me pideron una crónica del Primavera Sound y no pude decir que no. Como soy un vago redomado, mejor que una crónica completa, voy a hacerla a partes. No podré hablar de los grupos que me perdí y que fueron la sensación del festival, como Andrew Bird, Deerhunter, The Pains of being pure at heart, Herman Dune (aunque a estos sí los vi tocando en un escenario para niños) y un largo etcétera. Pero como las crónicas oficiales han obviado el que para mí fue el mejor concierto del festival, el de Tokyo Sex Destruction, me resarciré con ello.

Avisados quedan.

2 Comments:

Blogger Riggy said...

Estaremos atentos, nunca he visto a Tokyo Sex Destruction en directo pero no me sorprende nada que sean la bomba.

3/6/09 16:02

 
Anonymous Marta said...

Ya estaba con la mosca detrás de la oreja...

Esperaré pacientemente a que procedas a darnos envidia.

3/6/09 20:14

 

Publicar un comentario

<< Home