Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

martes, abril 21, 2009

De uniones

Un mes sin escribir por aquí y parece que fue ayer cuando hablaba de Sr. Chinarro. Muchas cosas que vienen y van y el gusto de recuperar a Belle & Sebastian. Nunca se habían ido, cierto, pero últimamente procuro escucharlos más. Quizá sea porque su visión inocente de la vida esconde una ironía salvaje dentro, o justo por lo contrario. Puede que porque las grandes historias están hechas de cosas sencillas, o porque simplemente ya no me interesen las grandes historias. Es posible que volver a Belle & Sebastian sea únicamente cuestión de tiempo, o que la única razón oculta detrás de todo ello es que la musicalidad de sus canciones va más allá de estados emocionales transitorios.

En Y: el último hombre, el cómic de Brian K. Vaughan y Pia Guerra sobre un futuro sin mamíferos macho, el protagonista diferencia el símbolo "&" de la palabra "y" (en inglés, sería "and"). Dice que la primera establece una unión profunda que hace a las partes inseparables, al contrario que la segunda, en la que ambas pueden ser socios, colegas, amigos, etc.

El nombre del grupo viene de una serie infantil de la televisión francesa, sobre un niño y su perro. Pero mucha gente pensaba que simbolizaba la unión entre Stuart Murdoch, cabecilla y principal compositor, e Isobel Campbell, voz y chelo. Pero Belle & Sebastian llevan más tiempo sin Isobel (que sólo duró full-time del 95 al 99; a partir de ahí y hasta 2002, en que abandonó el grupo, estuvo a medias con sus proyectos en solitario y sin muchas ganas de participar) que con ella.

Murdoch y Campbell se conocieron en la Nochevieja de 1994 (o, mejor dicho, el 1 de enero de 1995) y su historia de amor no duró mucho. Curiosamente, en los dos primeros discos del grupo, el nombre aparece con "and". A partir de The boy with the Arab Strap (1998), cambiaron al "&" y en The life pursuit (2006), su último disco por el momento (quitando las sesiones de la BBC) han utilizado la palabra y no el símbolo.

Yo siempre los llamo Belle & Sebastian.

6 Comments:

Blogger Riggy said...

Apenas les he escuchado, pero me ha resultado interesante lo del "y", el "and" y el "&".

Como anécdota, puedo aportar que cuando mi madre trabajaba en la revista "Casa & Campo", recibió una llamada en la redacción preguntando si era allí la revista "Casa ocho campo".

22/4/09 19:24

 
Blogger Milton Malone said...

Pues no pierdas la oportunidad de escucharlos (me pongo en modo abuelo cebolleta): la única vez que los vi en directo fue en 2002, y por aquella época no me gustaron. Poco después sacaron el Dear Catastrophe Waitress y me empecé a enganchar, hasta que se han convertido en uno de mis grupos imprescindibles forever and ever (they'll stay in my heart and I will love them).

23/4/09 12:49

 
Anonymous Anónimo said...

El típico grupo que nunca me gustó (y además me caían mal, ellos y sus seguidores). (Menos mal que no vas a responder, sino seguro que caías en...).

A ver si me puedes ayudar (...), estoy buscando a un grupo cuyo nombre no recuerdo, tampoco el de ninguno de sus discos (si es que tienen más de uno), ni sus canciones. Creo que la portada del cd era verde.

24/4/09 17:56

 
Blogger Milton Malone said...

Eeeeh... si al menos supiera quién eres (odiadores de B&S hay muchos, y yo conozco a unos cuantos de ellos) intentaría ayudarte, pero con todo ese chorro de información me temo que voy a ser de poca ayuda. Porque portadas verdes recuerdo unas cuantas (por ejemplo, The boy with the Arab Strap, de los arriba mencionados)

26/4/09 23:37

 
Anonymous Anónimo said...

No me extraña que no los hayas encontrado, en realidad la portada era azul. Se trataba de Ecologist, justamente olvidados.
Y cómo puedes dudar de quién soy?

27/4/09 11:26

 
Blogger Milton Malone said...

Celebro que los encontraras, porque yo no tengo ni idea de quiénes son.

28/4/09 12:54

 

Publicar un comentario

<< Home