Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

miércoles, noviembre 30, 2005

El futuro está en el pasado


Serán la next big thing.
Saldrán en portada del Wire y del RDL.
Les llamarán salvadores del Rock,o último refugio de lo auténtico.
Formarán parte de BSO en alguna película supercool.
Les aparecerán imitadores hasta debajo de las piedras.
Y todos nosotros diremos que les conocimos antes de que fichasen para V2 y que Jarmusch les eligiese para su banda sonora.

Y sus canciones seguirán siendo igual de buenas y arrolladoras.

Introducing The Greenhornes.

sábado, noviembre 26, 2005

My heart and soul are ready to explote...

Allí estaba él. Un día más perdido en el ritmo de los pasos, ausente al balanceo de las agujas del reloj. Contempló la escena. La noche se abría delante de él, hacia él y dentro de él; se expandía como un tintero derramado en hojas cuadriculadas llenas de anotaciones, reglas y apuntes. Estaba perdido y sin rumbo dentro de aquella caótica rutina que marca lo imprevisible. Una noche más que descubrir, ¿cómo acabaría?. Puede que como otras muchas; vagando por calles desiertas, dando otro maldito golpe a la vida y rascando superficies con los dedos sin detenerse a mirar debajo.
Terminaría por coger un día más aquel mugriento autobús nocturno y mañana sería otro día, sí; otro día, dormir hasta mediodía, cumplir con media jornada de trabajo y volver a la noche, a la vida, a sentir. A dejarse llevar por un impulso, a tomar con pureza el pulso a cada instante. Pero ahora tenía el tiempo a sus pies y la Velvet le seducía con la propuesta, tanta veces oída, de un comienzo al anochecer. Y él ardía en deseo de quemar aquella noche y de que sus propias cenizas volasen sobre un cielo de estrellas mutiladas por la luz de rojizos faroles.

all tomorrow's parties...

jueves, noviembre 24, 2005

Lo viejo es nuevo, lo nuevo...cualquier cosa.


Nuevo folk. Otra nueva etiqueta inventada por los críticos. Al menos esta vez hay una novedad, y muy positiva. No más death-metal-fusion-blablabla... Por una vez no se reduce el campo, no más especialización. El nuevo folk abarca casi todo lo que queramos meter dentro. Un montón de artistas con poco que ver. Aunque quizá se parezcan en lo más importante, todavía saben hacer buena música partiendo de la sencillez. Así que, ¿por qué no? Sigamos la corriente. ¡Qué viva el new folk! O más bien, ¡qué vivan Cocorosie, Devendra Banhart, Julie Doiron, Joanna Newsom, Antony and The Johnsons, Adam Green, Damien Rice, Vetiver, Jeffrey Lewis y todos los demás que nos apetezca colocar aquí!

Surf Talibán!!!


Vamos todos a la playa a bailar

a montar una fiesta en nombre de Alá

Biquinis de chicas imaginar

debajo de ese burka sensual

¡¡Surf talibán!!

Peregrinaré a La Meca este año

con mi chica, mi tabla, en traje de baño

Sonriendo con mi barba a la gente al pasar

mi Kalashnikov a disparar

¡¡Surfeo y estudio el Corán!!

Si se nubla el día no sé qué haré

pues mi vida es el sol, el Islam y su ley

Encima de la tabla en Ramadán

surfearé en nombre de Alá

¡¡Surfeo y estudio el Corán!!

domingo, noviembre 20, 2005

Guided By...


La felicidad de las cosas mas simples...
Un padre con hijos,un profesor de colegio...una vida totalmente normal,con amigos con los que jugar al baseball,cervezas en el bar y barbacoas los domingos.
Tener 36 años,una carrera musical a tus espaldas,montones de discos y de singles...y no dejar tu "otro" trabajo porque te sigue gustando.
Y,por supuesto,crear algunas de las mejores melodias power pop de los últimos años.
Te llamas Robert Pollard.Y tu grupo de amigos responde por Guided By Voices.
Y son grandes.Y normales.El doble de grandes...

sábado, noviembre 19, 2005

Aún queda esperanza


Porque aunque la tele lo intente, no todo es un partido de fútbol. Porque ayer volví a ver Eternal Sunshine of the Spotless Mind. Porque se pueden hacer buenas letras con historias sencillas. Porque todavía se compone buena música. Porque The Mountain Goats, después de sobrevivir durante años grabando cassetes, hicieron un disco y lo llamaron All Hail West Texas. Porque lo estoy escuchando y no seré el único. Hoy hace frío, pero ha salido el sol.

the best ever death metal band in denton
the best ever death metal band out of denton
were a couple of guys, who'd been friends since grade school.
one was named cyrus, and the other was jeff.
and they practiced twice a week in jeff's bedroom.
the best ever death metal band out of denton
never settled on a name.
but the top three contenders, after weeks of debate,
were satan's fingers, and the killers, and the hospital bombers.
jeff and cyrus believed in their hearts they were headed
for stage lights and leer jets, and fortune and fame.
so in script that made prominent use of a pentagram,
they stenciled their drumheads and guitars with their names.
this was how cyrus got sent to the school
where they told him he'd never be famous.
and this was why jeff, in the letters he'd write to his friend,
helped develop a plan to get even.
when you punish a person for dreaming his dream,
don't expect him to thank or forgive you.
the best ever death metal band out of denton
will in time both outpace and outlive you.
hail satan!
hail satan tonight!
hail satan!
hail hail!

viernes, noviembre 18, 2005

Puta mierda de actitud

La actitud es el último refugio del mediocre

domingo, noviembre 13, 2005

Shoegazers



De fondo oyes un zumbido que identificas con un amplificador haciendo feedback.Está cerca de acoplarse,y esperas que quien lo esté ajustando lo haga lo suficientemente bien para que de hecho no se acople cuando te toque usarlo.

Tras tus gafas de sol,que llevas puestas pese a que apenas hay luz en la sala ves una nube de humo...no eres capaz de decir cuanto es real y cuanto producto de la química que corre por tu cuerpo.Es esa misma química la que hace que el mas mínimo atisbo de luz dañe tus ojos.O eso quieres pensar cuando te pones las gafas.No quieres pensar que son la excusa ideal para esconder tu mirada de las demás.No quieres que vean lo que miras...

Antes de que te des cuenta,todo está en marcha.El humo ha aumentado,el zumbido también,y de hecho el sonido se está acoplando,pero ya no te das cuenta de eso.Con tu mirada fija en la punta de los zapatos,haces lo que puedes por seguir el ritmo,que se confunde con los cada vez mas acelerados latidops de tu corazón.El subidón está siendo de os memorables.Tu ropa negra chorrea sudor,pero ya no sientes la humedad ni el calor.

Tienes un flashback...aquel día que estabas tan aterrorizado que lo único que pudiste hacer para seguir adelante fue darte la vuelta y tocar mirando al ampli.Recuardas que la gente se cabreó tanto que casi os rompen la cabeza a botellazos.Desde entonces,cada vez mas humo,cada vez mas ruido,la mirada cada vez mas baja.En el fondo es lo mismo que tocar de espaldas,pero la gente así parece mas contenta...Y,por supuesto,cada vez mas quimica.

Quien sabe...puede que algún día esa forma de tocar se ponga de moda.Y tu imagen,pelo cardado,ropa negra y gafas de sol.Pero eso no te importa.Tu tocas así porque sin todo eso no eres capaz de subir a un escenario.Porque no eres capaz de mirar mas arriba del suelo...

sábado, noviembre 12, 2005

Octubre... y noviembre


Dias de lluvia. Por fin se terminó el puto mes de octubre, cada año más largo y que ya nunca más será el de mi cumpleaños.

Llegan días de refugiarse en canciones esperanzadoras. Optimismo, pero no demasiado. Acordes para transportarse a otro lugar sin dejar de estar aquí. Lo siento pero cada vez me gusta menos el rock. Es momento para bucear entre los clásicos, pero necesito otros nuevos. Los heredados duelen. Mejor que estén asociados al futuro. Da igual la época. De los cincuenta hasta ayer. Se aceptan sugerencias.

Por el momento suena el "God only knows" de los Beach Boys.

No sé si alguien entiende la línea... se trata de sensaciones. No es fácil...

viernes, noviembre 11, 2005

¿Por qué nos dan morbo las bajistas?

Con los ojos medio tapados por el flequillo, ella termina su cigarro y sube al escenario. No hace ni puto caso del cantante, que le reprocha su tardanza, y se dirige hacia su instrumento, un enorme bajo Fender Jazz que casi la tapa entera. Allí, en su oscuro rincón del escenario, se coloca la correa, que hace resaltar sus pechos, antes ocultos por una camiseta ancha y vieja. Sujeta con la mano izquierda el mástil del Fender Jazz: no es fino y frágil como el de una guitarra, y sus pequeños dedos parece que no podrán hacer nada cuando la púa empiece a sacudir las gruesas cuerdas con pasión. Pero la mano agarra con firmeza.

Comienza el concierto, comienza el sudor. El bajo sobresale por todas partes pero ella se mantiene firme en su puesto, los dedos pisan las cuerdas y resisten las locas sacudidas a las que las somete la mano derecha, golpeándolas violentamente con la púa. Pero ella todavía no ha levantado la cabeza ni ha mirado al público ni una sola vez. Se la suda el público. Se la suda el cantante. Sólo espera que el puto batería no esté tan borracho como para perder el ritmo, se la suda que le esté mirando el culo.

Ahora sí, levanta la mirada y comienza a dar saltos y a moverse, sabe que no va a pisarse los vaqueros, sus destrozados vaqueros que ya le caen por debajo de las caderas. El flequillo vuela, el bajo vuela, ella vuela. Todo está bajo control, chaval. El sonido opaco del bajo inunda la sala, son los cimientos sobre los que se apoyan el resto. Si ella cae, todos caen. Pero no va a caer.

Acaba el concierto. El cantante se despide del público, pero se queda escuchando los aplausos, los silbidos, viendo si hay alguna niña mona entre la gente. La guitarra busca algún chico mono. El batería ya está en la barra. Ella se quita el bajo, sus pechos vuelven a desparecer debajo de la camiseta, se sube los vaqueros, se echa el flequillo para atrás y vuelve al backstage a fumarse un cigarro.

lunes, noviembre 07, 2005

Cuando Quisimos Cambiar

Repasando entre vinilos para huir de la rutina he encontrado un canto precisamente a ella.
Una canción sobre hechos cotidianos desde los ojos de quien no se resigna a ver pasar su vida a traves de ellos.
Un grito de auxilio desde el alma de la alienación repetitiva.
Un sueño...estar en cualquier otro lugar,pero al mismo tiempo saber que no es tan facil huir.
Y al mismo tiempo,la angustia que produce saber que,en el fondo,todo parece ir bien...
¿Conformismo?Jamás


That´s Entertainment






Days of speed and slow time Mondays,
Pissing down with rain on a boring Wednesday,
Watching the news and not eating your tea,
A freezing cold flat and damp on the walls,
That's entertainment.



domingo, noviembre 06, 2005

Tres canciones de otoño

Ya empieza noviembre, ya empieza el frío, ya empieza el otoño. El tópico otoño con sus tópicas canciones tristes, doradas, con aroma de madera mojada. Tres canciones para celebrarlo, que el otoño ha empezado: octubre es un mes en que el cambio está presente, todavía hay energías, en noviembre ya está todo parado, quieto, como una foto antigua.

Serrat suele ser conocido sobre todo por sus letras, por su capacidad para unir palabras. Sin embargo, sus canciones suelen esconder mucho más de lo que aparentan. Balada de otoño es de una tristeza desoladora: 'llueve, detrás de los cristales llueve y llueve'. Pero en otoño todavía luce el sol, por lo que esa pena torna hacia cierta esperanza cuando la canción gira hacia una tonalidad mayor, en el estribillo, un estribillo que se eleva sobre la hojarasca. Si no fuera porque los arreglos de sus canciones se han quedado anticuados (aunque en esta canción no ha sido así), Serrat entraría dentro del templo de los músicos a los que admiro. ¡Ah! Y ese piano solitario del principio, que no sabe a dónde va, duele.

Ramón Trecet, presentador de Diálogos 3, la calificó como 'la más bella canción de tristeza entre las flores': el armenio Haig Yazdjian pone los pelos de punta al comienzo de Yar Ko Parag, cuando comienza a cantar los versos a capella. Sensación que no te abandona durante el resto de la canción. La melodía, la delicadeza de los arreglos, los ecos de lugares silenciosos, ocultos, olvidados pero bellos hacen de ésta una canción difícil de olvidar una tarde de domingo.

Pero la canción otoñal por excelencia fue compuesta en 1969 por un muchacho que vestía de negro y tocaba una guitarra vieja, cantante folk inglés alejado de las manadas hippies, de los urbanitas underground y de los viejos que odiaban el rock. En el primer disco de Nick Drake, Five Leaves Left, se encontraba una pequeña joya que empieza con una guitarra pausada imitando el caer de las gotas de lluvia y acaba en una evocadora orquesta que no resta un ápice al carácter intimista y contemplativo de la canción: River man. Dorada, con aroma de madera mojada, sus estrofas empiezan en nostalgia y terminan en cálida esperanza, multitud de emociones sutiles que no se atreven a abandonar sus escondites, pero sientes su presencia. En 1998, River man sería tocada por el pianista de jazz Brad Mehldau con su trío, ahondando en todas sus sutilezas y sacándolas a relucir: si Nick Drake canta desde su habitación mirando al jardín, Mehldau ha instalado su instrumento, lluvia y viento, en pleno campo, acompañado por el contrabajista Larry Grenadier, la quietud, y el batería Jorge Rossi, las hojas caídas.

Nick Drake se suicidó en 1974, con veintiséis años.



viernes, noviembre 04, 2005

Rock & Roll Queens



Las deseamos,pero ellas no lo saben

Nos gustaría que lo fueran,que sintieran el ritmo como nosotros,que disfrutasen de tres acordes,una voz rota y litros de cerveza bajo nubes de humo.

Que cantasen con nosotros en tards lluviosas acompañados de una vieja guitarra mientras intentamos vanamente imitar los sonidos que nos apasionan.

Que nos dijesen que sí cuando se lo pidiésemos...

Be my...
Be mine...
Be my little rock & roll queen!



jueves, noviembre 03, 2005

Corbata, mermelada y funeral

Si es que alguna vez lo tuvo, el orgullo de
la locura reside en su necesidad de sobrevivir.

Abres el tercer cajón. Una pesadilla de naftalina y lamparones es tu despertador. Hoy toca tumbas y esquelas. Voy a volver a la cama. Esos niños de ahí. A esa, le darán de lado sus compañeras por el color de sus medias, a ese, le bajarán los pantalones en clase, ese estará solo hasta que acabe el instituto, esa suspenderá gimnasia por no saber saltar a la comba, de ese se reirán todos por sus gafas de tres metros cuadrados.

Echas la cortina. Retrasas la alarma. La revista TIME, 26 barras de pan con tomate y una pompa de jabón golpean la puerta con brutalidad. Tu pie izquierdo busca una zapatilla. Legañas y zanfoños fuera. Por fin. Diez canciones para matar sonriendo, piruleta en mano y caries en fotografía. ¿Os dais cuenta de vuestra mediocridad, imbéciles? Ya tenéis vuestro merecido.

¡Brindemos! ¡Por una infancia incomprendida y un futuro de venganza!

Someone told me not to cry.
I like the peace in the backseat.
Sans lumière.
Guns can't kill what soldiers can't see.
The pains of love.
Scare your sons and scare your daughters.
Our older brother bit by a Vampire.
Jesus Christ don't keep it hid!
Burning all the old folks, the witches and the liars.
Then i dig a tunnel from my window to yours.


Adriano Galante