Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

sábado, abril 08, 2006

La estrella bipolar


Tiene 44 años, un importante desorden bipolar y si te lo encontrases por la calle asumirías que va a pedirte un euro para un cartón de Don Simón. Se llama Daniel Johnston y es uno de los mejores autores del pop de los últimos 20 años.

Nacido en Sacramento (California), Johnston comenzó a componer alrededor de los catorce años, cuando intercambiaba cassettes caseras con sus amigos. Seguidor de Bob Dylan, Neil Young o los Sex Pistols, a los 19 su sueño era ser los Beatles, pero se dio cuenta de que "no sabía cantar".

En los primeros años 80, tras terminar el instituto y matricularse en un programa de arte -aspiraba a ser dibujante de comics-, Daniel grabó sus dos cassettes más importantes hasta entonces (luego serían editadas en CD): "Songs of Pain" y "More Songs of Pain". Ambas obras estaban centradas en su amor no correspondido por una mujer llamada Laurie, que terminaría casándose con un enterrador.

Daniel se trasladó a Texas con su hermano y siguió grabando cintas que distribuía de forma gratuita, entre ellas "Yip/Jump Music" y "Hi, How are you?", que contienen algunos de sus grandes éxitos como "Casper, the Friendly Ghost" y "Speeding Motorcycle". Muy pronto, las tiendas de discos de Austin comenzaron a vender las cintas y Daniel Johnston se convirtió en un superventas a escala local, tanto, que la MTV llegó a dedicarle un reportaje.

Desde entonces, un buen número de grupos de la escena independiente norteamericana -entre ellos Sonic Youth y Yo La Tengo- comenzaron a versionar temas de Daniel, y en 1992, su fama recibió un empujón importante cuando el difunto líder de Nirvana, Kurt Cobain, apareció en los MTV Music Awards vistiendo una camiseta de Johnston.

Ese mismo año, firmó un contrato con Atlantic Records y lanzó "Fun", disco del que vendió 12.000 copias. Sin embargo, y en medio de importantes crisis mentales que le llevaron incluso a pasar meses ingresado, Daniel tardó siete años en editar su siguiente trabajo, "Rejected Unknown".

En 2003, con la colaboración de Mark Linkous de Sparklehorse, lanzó su disco más elaborado, producido y accesible, el imprescindible "Fear Yourself". Una colección de temas sobre amor desesperado (la palabra love se repite decenas de veces en cada canción), mitad patéticas mitad vitalistas, que se conviertieron en objeto de culto para muchos frikies de todo el mundo.

Entre sus admiradores confesos y que participaron en un disco homenaje con 18 versiones de temas de Johnston figuran Beck, Eels o Tom Waits. En 2005 le llegó otro tributo, con el documental premiado en Sundance sobre su figura "The Devil and Daniel Johnston", que actualmente está en la cartelera del Reino Unido.

Y más, el pasado mes de marzo, 14 dibujos de Daniel Johnston fueron expuestos dentro de la bienal del Whitney Museum of American Art de Nueva York.

Fervoroso creyente en Satán, fumador compulsivo e imprevisible creador. Toda una estrella del rock.



2 Comments:

Anonymous Rigby said...

Me gustan los títulos de sus canciones.

9/4/06 0:14

 
Anonymous Tony Montana said...

Entonces, quedamos en que no tengo que darle un euro para alcohol no¿

17/4/06 23:49

 

Publicar un comentario

<< Home