Apetitos afilados. Dientes entonados. Oídos hambrientos.

miércoles, febrero 01, 2006

Un auténtico montón de mierda

"Los punks lo arruinaron todo. Adoptaron una imagen uniforme. No entendieron nada. Se trataba de ser uno mismo". Lo dice John Lydon en The Filth & The Fury (La mugre y la furia). Y quizá sean estas palabras más sabias que nunca se hayan dicho sobre el punk. Porque el punk nació con los Sex Pistols, sí, pero también murió con ellos. El día en que la primera banda punk entonó el primer acorde punk, el punk murió. No podía ser de otro modo. Al fin y al cabo, inmolarse ante los incrédulos ojos de la industria era su misión.


Oriol Rossell, en ¿Quién mató a Bambi?: punk, o el fin del rock'n'roll tal y como lo conocíamos, en Teen Spirit. De viaje por el pop independiente. Mondadori, Barcelona, 2004.

1 Comments:

Anonymous Tony Montana said...

¿ Quién ? ¿ Quién mató a Bambi ? ¿ Fue Pedro J., a que sí?

Particularmente, yo no entiendo de música, sencillamente me limito a escucharla... asi que solo se decirte que vale.. que me parece muy bien que el punk naciera y muriera al mismo tiempo... yo con escucharlo tengo bastante

Por cierto, Scarlett es mia y lo sabes

7/2/06 17:18

 

Publicar un comentario

<< Home